Cañón Guardián 2 para proteger grandes áreas

Los cañones de gas son dispositivos capaces de producir explosiones violentas similares al sonido de un disparo. Los modelos de Cañón Guardián 2 fueron diseñados para la protección de las áreas rurales más grande, de hasta 4 hectáreas. Como emplean el sonido, su alcance también dependerá de la orografía del terreno y los obstáculos que encuentre la onda sonora para propagarse.

El sonido, que no daña al animal, disuade de acercarse a huertos y campos cultivados a múltiples especies, tales como gorriones, palomas, estorninos, gaviotas y numerosas clases de mamíferos, incluso los de mayor tamaño.

Estos aparatos constan de una cámara de combustión, un cañón largo y una base para anclar al suelo. El dispositivo está tratado con zinc, para soportar largas estancias a la intemperie.

La cámara de combustión, una vez llena de gas combustible, generalmente propano o acetileno, se enciende mediante un detonador piezoeléctrico que genera una potente deflagración. La onda de sonido resultante se dirige dentro del cañón que proporciona amplificarlo y orientarlo en la dirección deseada.

Características del Cañón Guardián 2

La intensidad del impulso sónico generalmente oscila entre 80 y 120 decibelios; como ejemplo de comparación, un martillo neumático suele generar alrededor de 100 dB. La potencia es configurable en algunos modelos, variando la longitud del cañón por medio de un tubo telescópico.

Un temporizador programable permite, finalmente, administrar la frecuencia de las detonaciones (a intervalos que varían desde unos pocos segundos hasta varias horas).

Los modelos más refinados se pueden controlar de forma remota (por control remoto o mediante conexión online) y equipados con soporte giratorio. Esta modificación permite establecer el número de grados de giro del cañón tras cada detonación, y permite así una cobertura de 360 ​​°.

Los cañones de gas son una solución eficaz para la protección de áreas agrícolas y rurales de la acción de aves o ungulados, asegurando la disuasión efectiva incluso de extensiones muy grandes. Se trata de dispositivos ampliamente utilizados, a menudo complementando otros dispositivos, para la eliminación de volátiles a lo largo de las pistas de aterrizaje de los aeropuertos.

La contrapartida de un equipo tan potente, es precisamente su potencia sónica. Su empleo no es aconsejable en granjas de ganado o donde existan animales de cría en general, pues los animales también estarían sometidos al estrés auditivo de las violentas explosiones.

Ferretería Mauricio te recomienda que conozcas la legislación local sobre este tipo de dispositivos antes de instalar un cañón guardián. En ciertas localidades existen medidas específicas dirigidas a regular los períodos de ignición de los cañones de gas y limitar la frecuencia de los impulsos de sonido producidos. Consulta en tu ayuntamiento para la obtención, si fuese necesario, de las autorizaciones correspondientes.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *