Dispositivo ahuyentador de pájaros y otras especies

Tanto en la ciudad, como en el campo, ciertas especies de pájaros resultan una amenaza con rango de plaga para los cultivos o los elementos arquitectónicos. Anualmente, organismos públicos, empresas y particulares pagan sumas millonarias en reparación de daños, o por las pérdidas de producción agrícola.

En zonas urbanas, los excrementos de las aves (por otra parte un magnífico abono), son capaces de disolver la piedra en los monumentos de las ciudades, además de representar un foco de contaminación. En los sembrados, siempre plantean una amenaza, tanto en la época de siembra, como en la recolección.

Existe una manera de ahuyentar los animales sin causarles daños ni a ellos, ni al medio ambiente, gracias a dispositivos como el ahuyentador de pájaros.

Tipos de ahuyentador de pájaros

Para una ciudad, donde los más afectados son los edificios, monumentos, instalaciones varias, vallas publicitarias y casi cualquier ubicación susceptible de anidamiento. En ubicaciones con alta densidad de población, queda descartado el empleo de ahuyentadores mediante el sonido, y se emplean modelos por contacto o visuales, por ejemplo. Para el campo o ubicaciones sin vecinos, como polígonos industriales, pueden emplearse modelos sónicos, con la virtud de que pueden programarse.

Entre la variedad disponible, los ahuyentadores pueden clasificarse en múltiples categorías. Existen varios modelos configurables también para ahuyentar a más especies animales, además de pájaros:

  • Ahuyentador sónico. Se basa en la emisión de señales acústicas que resulten molestas o amenazantes para las aves. Su acción preventiva resulta eficaz, pero en zonas sin urbanizar, porque emite en frecuencias audibles para las personas. La mayor ventaja del ahuyentador sónico es su capacidad para cubrir áreas extensas. Son aparatos configurables, robustos, que pueden funcionar durante todo el día y apenas requieren mantenimiento.
  • Ahuyentador por ultrasonidos. Los ultrasonidos son sonidos con frecuencias de onda inaudibles para los humanos, así que pueden usarse en núcleos poblados. En contrapartida, sólo cubren superficies pequeñas, y pierden eficacia a partir de los 15 metros.
  • Ahuyentador por contacto. Diseñado para evitar que las aves usen elementos arquitectónicos como las cornisas como zona de paso o anidamiento. Son elementos metálicos que resultan incómodos para el pájaro, pero que no lo hieren. Eficacia garantizada en pequeñas superficies. Para zonas extensas, se recomiendan otras opciones menos complicadas de instalar.
  • Ahuyentador visual. Dispositivos basados en el conocimiento de la conducta de los pájaros, imitan la apariencia física o el comportamiento de los depredadores naturales. Son eficaces y económicos. Como son silenciosos, pueden instalarse en ciudad. Los modelos tipo cometa se mueven al ritmo de la brisa, y pueden ser balizas móviles que desconcierten al pájaro, o cometas que recrean el vuelo realista de una especie rapaz. Dispositivos y ecológicos que funciona 24 horas al día.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *