¿Cómo afecta el COVID al sector de la ferretería 2020?

La respuesta a la pregunta es compleja, porque el impacto de una crisis económica derivada de una emergencia sanitaria depende de múltiples factores. Para saber cómo influye el confinamiento y las restricciones de movilidad a una ferretería, debe tenerse en cuenta la existencia (o ausencia) de una plataforma de e-commerce:

  • Si la ferretería sólo vende en una tienda física, la crisis sanitaria puede afectar mucho a la facturación según las limitaciones de movilidad en la zona donde se ubica. Además influyen variables psicológicas, como el recelo de los clientes ante el contagio.
  • Si la ferretería dispone de tienda online, la crisis sanitaria puede afectar menos al negocio. Quienes ya cuentan con un e-commerce estructurado y en funcionamiento, son capaces de satisfacer una creciente demanda e incluso aumentar la facturación.

Situación del sector de la ferretería 2020

Las compras online experimentan un fuerte aumento durante el confinamiento y los meses posteriores. Una encuesta de Nielsen sobre ventas online de productos de consumo muestra que, en febrero de 2020, se incrementaron más del 80% respecto a 2019. Forbes corrobora esta tendencia con un estudio que indica que, en abril de 2020, el 75% de los compradores online nunca lo había hecho antes.

Los datos apuntan a un crecimiento exponencial del e-commerce, incluso por parte de consumidores normalmente reacios a comprar en Internet y a pagar online. Las tiendas virtuales han sido, digitalmente, asaltadas: un repunte de pedidos que hasta ahora solo se producía en determinados momentos (Navidad, descuentos de temporada, etc.) o en días especiales, como el Black Friday.

Sectores más beneficiados por la venta online durante el COVID

El sector con mayor repunte desde el inicio de la pandemia es el de la alimentación: los productos alimenticios para llenar la despensa, para elaborar platos caseros e incluso los productos gourmet para darse un homenaje, como mariscadas a domicilio. Las ventas de cosméticos y ropa, tras una parada inicial, comienzan a aumentar, y el otro sector beneficiado por las ventas es el de “asesinos del aburrimiento”.

El ser humano, como especie, está programado para odiar el aburrimiento: expresiones como “matar el tiempo” demuestran la aversión instintiva que produce en las personas estar sin nada que hacer. El período del confinamiento nos ha enfrentado a ese vacío, el de las horas muertas sin poder salir, y se refleja en el incremento de ventas de productos relacionados con el fitness y los hobbies, como las artes plásticas y el bricolaje.

Según datos de Banco Sabadell, durante el mes de mayo de 2020 crecen las ventas de ferretería y bricolaje un 333% en relación al mes anterior. De las transacciones, la mayoría corresponden al comercio online. Según los indicadores del banco sobre sectores con mayor actividad, el bricolaje escala, desde el 1% de la cuota de mercado en marzo, hasta el 10% actual, sólo detrás del mercado online de la alimentación.

Los productos de ferretería más vendidos online durante la cuarentena fueron: maquinaria y herramientas para reparaciones en el hogar, pintura y mobiliario de jardín. Igual que los clientes compran durante la cuarentena herramientas y repuestos para matar el tiempo haciendo pequeñas reparaciones caseras, también buscan mejorar sus pequeñas zonas verdes domésticas.

La Asociación Nacional de Fabricantes Españoles de Ferretería y Bricolaje (ARVEFER -COFEARFE) indica que la pintura y accesorios (brochas, imprimación, rodillos, etc.) lideraron el aumento de ventas durante la cuarentena, con un 25% de incremento.

La Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC) indica la sorprendente explosión de ventas de mobiliario de jardín y de exterior, con incrementos de tres dígitos. Desde la asociación relacionan el aumento por el mayor tiempo que las personas pasan en casa y disfrutan de su rincón al aire libre, desde un jardín, hasta un balcón o terraza.

Conclusión: oportunidades durante la crisis en el sector de la ferretería 2020

Según la AEOC, en España, a raíz del confinamiento, mejoran los ratios de conversión de venta por cada visita al e-commerce de las ferreterías (80% en marzo), y la tendencia se mantiene durante los meses posteriores. Resulta evidente que un negocio con suficiente músculo financiero antes de la crisis tiene más posibilidades de afrontarla que otro con peores números. Sin embargo, hasta una pequeña ferretería recién abierta, con pérdidas y créditos que pagar, tiene una ventana de oportunidad para beneficiarse de los cambios de hábitos de consumo que provoca la situación sanitaria.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *