Lijadoras multiusos para proyectos de bricolaje

Lijadoras multiusos para proyectos de bricolaje

Los meses de invierno invitan a los manitas a realizar sus proyectos de bricolaje de interior. La lijadora multiuso es una herramienta de bricolaje que facilita la preparación de superficies de madera antes de recibir un repintado o barnizado.

Las lijadoras eléctricas modernas disponen de sistemas de aspiración y almacenaje de serrín. Esa característica permite ejecutar proyectos de bricolaje en el interior de casa durante el invierno, sin necesidad de esperar a los meses de buen tiempo para trabajar con las ventanas abiertas.

  • Las lijadoras de aspiración que se conectan a la aspiradora resultan adecuadas para trabajos en grandes superficies.
  • Las lijadoras con depósito incorporado sirven para trabajos sencillos.

Renovación de superficies de madera

Los proyectos de renovación más sencillos consisten en darle una nueva vida a los muebles con un repintado y barnizado. Las etapas preparatorias incluyen un buen lijado eliminar la pintura vieja, o las manchas de la superficie.

El lijado a mano requiere experiencia y una atención particular: además de la elección del grano abrasivo, es necesario emplear la presión correcta para eliminar la capa vieja de pintura o barniz sin deteriorar la madera.

La tecnología en herramientas de bricolaje aporta lijadoras eléctricas baratas, pequeñas y potentes. Con cable o batería, todas las lijadoras coinciden en que aplican la presión justa, trabajan con rapidez y de forma limpia. Existen múltiples modelos de lijadoras eléctricas, según se trate de uso profesional, o para bricolaje y trabajos caseros.

Con una configuración adecuada, las herramientas sirven para lijar madera, metal o materiales plásticos, y trabajar sobre superficies planas, curvas e irregulares. También son aparatos más silenciosos que los primeros modelos eléctricos de lijadora que salieron al mercado.

Tipos de lijadoras para bricolaje y uso profesional

Existen tres tipos básicos de lijadoras:

Lijadoras de banda. Los modelos más potentes, grandes y pesados. Se componen de dos rodillos sobre los que se fija una banda de papel abrasivo. Sirve para desbastar superficies extensas. En ciertos modelos, el asa puede inclinarse para que la herramienta llegue a las áreas, contornos y bordes más difíciles. Existen modelos específicos para superficies, como el parquet.

Los modelos más estrechos de lijadora de banda sirven como potentes limas eléctricas, ideales para esculpir madera y redondear azulejos, limar superficies redondeadas o muescas, eliminar óxido y reducir cabezas de clavos, entre otros usos.

Lijadoras orbitales. No confundir con la lijadora con plato circular: el nombre de la herramienta viene de que la hoja con material abrasivo se coloca en una placa oscilante. El movimiento manual de lijado se combina con la oscilación orbital aleatoria que mejora el acabado y reduce las marcas de lijado.

Las lijadoras orbitales son herramientas versátiles y pueden tener la placa rectangular, en forma triangular, o lijadora delta, y plato redondo, o lijadora rotorbital.

Los modelos de placa rectangular sirven para el acabado en superficies grandes, y las lijadoras delta para pequeñas superficies, rincones o para eliminar rebabas

Lijadoras excéntricas. El plato gira alrededor de un eje. Existen también modelos rotorbitales que añaden el movimiento de vibración de los modelos orbitales.

Los modelos de lijadora redondos, tanto lijadora excéntrica, como rotorbital, sirven como pulidoras si se sustituye el papel abrasivo con el correspondiente disco de pulido.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *