IMPORTANCIA DEL COMBUSTIBLE DE CALIDAD PARA LAS ESTUFAS DE PELLET

Las estufas de pellet representan una alternativa eficiente y renovable a la calefacción por combustibles fósiles. La clave de la eficiencia de una estufa de pellet radica en la utilización de una marca homologada. En este caso, elegir la opción barata de biomasa puede resultar caro, porque las pequeñas estufas de pellet domésticas tienen menor tolerancia al combustible ineficiente que las grandes instalaciones industriales.

La biomasa de mala calidad encarece el mantenimiento de la estufa de pellet y genera problemas en la combustión, mayor cantidad de residuos, además de la pérdida de eficiencia calorífica. La solución consiste en utilizar biocombustible homologado con la certificación de calidad de pellet EN plus.

¿Qué es el pellet?

El pellet es un biocombustible que se fabrica con residuos de la industria de la carpintería. Los restos de madera se someten a un proceso de compresión que los reduce a pequeños cilindros. La propia lignina de la materia vegetal cumple la función de aglomerante, y no resulta necesario incorporar productos químicos al proceso para que los cilindros conserven su forma.

El pellet a granel, gracias a su forma y dimensiones, se comporta como un líquido a la hora del transporte y almacenaje. Gracias a estas características, los sistemas de calefacción de biomasa de tamaño medio y grande, reciben las recargas de combustible con rapidez mediante camiones cisterna.

Certificación de calidad de pellet EN plus

EN plus es el estándar de certificación de calidad para pellets número uno en el mundo. EN plus es un organismo independiente homologa la calidad, desde la producción hasta la entrega y combate el fraude a lo largo de cada fase de la cadena de suministro. Entre los parámetros que analizan, se encuentran los siguientes:

  • Contenido de ceniza y temperatura de fusión.
  • Dimensiones y densidad a granel de los gránulos.
  • Polvo presente en el packaging o almacenamiento de la biomasa.
  • Valor calorífico inferior (contenido energético) y contenido de humedad.
  • Durabilidad mecánica. Resistencia de los gránulos a la rotura y desmenuzamiento.
  • Porcentajes de nitrógeno, azufre y cloro y mg/kg de metales pesados (nivel de emisiones).
  • Procedimientos de fabricación y documentación del producto.

Los controles del producto que realiza EN plus garantizan que los pellets certificados mantienen calidad constante en el tiempo entre una carga de combustible y la siguiente.

¿Cómo identificar el combustible de biomasa certificado?

Para escoger el combustible certificado para las estufas de pellets hay que comprobar el etiquetado del producto. El sello EN plus figura de forma visible en las bolsas de pellets certificadas.

El sello consta de dos partes: un círculo con el letrero “EN plus” que se superpone a un segundo círculo con la indicación de la clase de calidad y el estándar ISO. Bajo el logo EN plus figura también un código de identificación que consta de la abreviatura del país seguida de 3 números.

Ventajas del estándar de pellets certificados EN plus

EN plus aventaja a otros esquemas de certificación en 3 aspectos principales:

  1. Requisitos estrictos para combustibles que superan los de la norma internacional ISO 17225-2
  2. Controles de calidad regulares. No se trata de un único acto de certificación, sino que se controla la evolución del producto a lo largo del tiempo.
  3. Esquema de certificación que garantiza una alta calidad en toda la cadena de suministro, desde la producción hasta la entrega de los pellets.

Aprovecha con eficiencia tu estufa de pellet y prolonga su vida operativa con un biomasa certificada por EN plus.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *