Calentador industrial a gasoil Stanley ST 215T

El calentador industrial Stanley ST 215T está recomendado para descongelar terreno, secado de hormigón, o para calentar grandes superficies, como talleres, naves industriales o pabellones.

Este modelo es portátil y se puede transportar con facilidad gracias a las ruedas que incorpora. Los calentadores portátiles ofrecen la ventaja de no necesitar una instalación previa.

La marca Stanley, que en la actualidad forma parte del grupo Stanley Black & Decker, fabrica herramientas manuales y mecánicas desde 1843. Desde un pequeño destornillador, hasta maquinaria industrial, la firma Stanley siempre destaca por la búsqueda del diseño perfecto en todos sus productos.

Características del calentador industrial a gasoil Stanley

El cañón de calor calefactor Stanley se encuadra entre los modelos que ofrecen mayor potencia calorífica. Como estimación, el consumo medio de los calentadores industriales a gasoil ronda un litro por cada 10.000 Kcal.

El calentador de gasoil Stanley funciona mediante un sistema de combustión directa. La combustión se produce en el interior del calefactor y un ventilador expulsa hacia el exterior el aire caliente, con gran caudal y sin llama. La carcasa del calentador Stanley está aislada y permanece a temperatura ambiente. Los cañones de combustión directa resultan más económicos que los modelos de combustión indirecta.

El uso de un calentador a gasoil de combustión directa requiere que exista ventilación suficiente por la acumulación de gases y un aporte adecuado de oxígeno que garantice una combustión eficiente. En caso de no disponer de ventilación adecuada, lo recomendable es utilizar un modelo de calentador industrial Stanley de combustión indirecta, o estufas industriales eléctricas.

El calentador industrial Stanley está adaptado para funcionar con diferentes combustibles, como gasoil y keroseno. El modelo de calentador industrial ST 215T entrega una potencia calorífica de 63 kW, su área de calentamiento ronda los 1.200 m³, en un ciclo máximo de trabajo recomendado de 8 horas.

¿Cómo elegir un calentador industrial?

Antes de adquirir un calentador industrial, conviene calcular la potencia calorífica que necesitas para elegir el modelo justo, ni corto de potencia, ni excesivamente grande (y caro).

Las características del lugar, como la existencia o no de ventilación, y el área a calentar, ya ofrecen indicios del tamaño de calentador que necesitas. Para conocer la potencia calorífica que hace falta, expresada en Kilocalorías (Kcal) se aplica la fórmula: V x ΔT x K = Kcal/h.

  • V es el volumen en m³ del espacio a calentar.
  • ΔT es el diferencial térmico: la diferencia en grados centígrados entre la temperatura del lugar que quieres calentar, y la temperatura que quieres que tenga.
  • K es un coeficiente de dispersión térmica que se aplica según la calidad de aislamiento existente en un lugar. Varía entre 0,5 y 3,5.

Al calcular la fórmula, obtienes la cifra de Kcal que necesita el espacio para calentarse a la temperatura que quiere el usuario.

Debido a las múltiples variables que afectan al cálculo, también dispones de la opción de contactar con los profesionales de Ferretería Mauricio, exponer tus necesidades y ellos te indicarán el calentador industrial a gasoil que encaja con tu proyecto.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *