Cómo elegir tus herramientas de bricolaje manuales y eléctricas

Ya sea para una reparación urgente, como el clásico grifo que gotea, o para tareas más complejas, como la jardinería o la carpintería, siempre conviene tener en casa un kit de herramientas de bricolaje.

El trabajo indica la herramienta que debe usarse. También sus especificaciones, que dependen de la frecuencia de uso, o si el trabajo al que se le someterá es de bricolaje casero, o para uso profesional. Gracias a la gama de equipos disponibles, no necesitas gastar una fortuna para configurar una caja de herramientas casera.

Importancia de los materiales de las herramientas de bricolaje

Las herramientas de bricolaje manuales y eléctricas disponibles en el mercado, incluso las cajas para su transporte y almacenamiento, ofrecen una amplia variedad calidad-precio.

Si eres persona novata en el bricolaje, busca asesoramiento del personal de la ferretería para tu elección de herramientas. A pesar de las apariencias similares, las herramientas difieren en gran medida. Por ejemplo, el acero ofrece unas características de resistencia y ductilidad diferentes al hierro, el aluminio u otras aleaciones.

Una guía aproximada puede ser la marca. Las herramientas manuales o eléctricas de firmas contrastadas, como Bosch, DeWalt, Stanley, Kärcher, o Bahco, te aportan una garantía de calidad que puede no resultar tan evidente en otras marcas menos conocidas.

Por otra parte, las grandes marcas, suelen ofertar un catálogo de herramientas más amplio, tanto para profesionales, como para uso casero. Estas últimas resultan más asequibles al diseñarse para trabajos menos exigentes, en cuanto a robustez, frecuencia y rendimiento, en comparación a sus hermanas mayores.

Si dudas, consulta siempre al profesional de la ferretería. De este modo, evitas adquirir una herramienta de alto rendimiento con características que nunca vas a utilizar, o gastar dinero en una herramienta de buena marca, pero de gama baja cuyo rendimiento resulta insuficiente para uso profesional.

Importancia del presupuesto para adquirir herramientas de bricolaje

Tener en casa un destornillador y unos alicates es una precaución necesaria, porque tarde o temprano deberán usarse. Pero para emergencias o trabajos sencillos de bricolaje, puede convenirte un kit de herramientas digno de ser definido como tal: además del destornillador y los alicates, quizás un taladro eléctrico inalámbrico, o un juego de llaves.

Considera, primero tu presupuesto para herramientas. No es difícil encontrar un conjunto prácticamente universal con el que se podría construir una casa, pero es inevitable que te vas a gastar mucho, sobre todo si eliges productos profesionales o semi-profesionales. Si quieres ahorrar dinero, considera la opción de comprar un conjunto especializado (por ejemplo, para tu coche) o, una caja básica para labores de bricolaje.

El consejo de la mejor compra que puede darse en este tipo de productos es encontrar un buen compromiso entre calidad y precio. En la ferretería puedes adquirir conjuntos de herramientas de bricolaje que ofrecen un camino intermedio entre durabilidad y rendimiento.

En resumen: si no estás acostumbrado a realizar reparaciones del hogar con cierta continuidad, un conjunto básico de herramientas manuales resultará más que suficiente para hacer frente a las pequeñas emergencias.

Por el contrario, las herramientas de mayor calidad son necesarias en el caso de usuarios que tienen su propio taller casero o garaje, donde les gusta pasar tiempo en la realización de proyectos de bricolaje, así como arreglar las cosas que se rompen. Entre estas herramientas se incluyen los modelos eléctricos, de cable o baterías, con mayor rendimiento y ergonomía, aptos para uso intensivo y frecuente.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *