Roomba: el robot aspirador más completo

El robot aspirador Roomba es un producto tecnológicamente avanzado cuya popularidad crece de formas constante. Hasta hace unos años, la idea de un robot haciendo tareas domésticas podía parecer ciencia ficción, pero hoy en día es real, y Roomba ha simplificado la vida de las personas que decidieron comprar una.

Dentro de la extensa gama de Roombas, el usuario puede encontrar el modelo que cubre cualquier necesidad específica. Todos los Roombas ofrecen la característica común de limpiar la casa para ti, y los puedes elegir según tus requerimientos si necesitas robots programables, con un control remoto, que suben y bajan las escaleras, etc.

Los Roombas pueden parecer un aparato innecesario para quienes tengan tiempo y capacidad de limpiar la casa, pero: ¿y las personas mayores o de movilidad reducida?, ¿y los dueños de mascotas?, ¿al volver del trabajo van a comenzar a barrer pelos de sus animales? Los Roombas son incansables trabajadores a tu servicio las 24 horas los 365 días del año.

¿Cómo elegir tu Roomba?

Existen diferentes aspectos a considerar para elegir el Roomba que se adapte a tus necesidades de limpieza:

  • Tipo de superficie a limpiar. Ciertos modelos de aspiradoras robotizadas reconocen el tipo de piso que desea limpiar. Los modelos más sofisticados se ajustan automáticamente cuando cambian de un tipo de superficie a otra mientras funcionan; por ejemplo, aumentan o disminuyen su potencia, o adaptan la rotación de los cepillos. Por esta razón, si tu casa tiene un tipo único de superficie, puedes adquirir un Roomba más económico sin esa funcionalidad.
  • Tipo de suciedad a limpiar. Además de aspirar el polvo, ciertos residuos, como migas o pelo, requieren diferentes cepillos y diferentes niveles de potencia. Consulta características técnicas del Roomba que te gusta, para verificar qué suciedad limpia y cuáles accesorios incluye.
  • Extensión del área de trabajo. Si vives en un departamento pequeño, no necesitas un modelo grande y potente. También ahorrarás energía porque la base de carga, que debe estar constantemente conectada a la corriente, consume menos.
  • Elige repuestos Roomba. Rechaza imitaciones; en este aspecto resulta contraproducente escatimar, incluso si la superficie a limpiar es blanda, como una alfombra. Si los cepillos son deficientes, por ejemplo, duran menos y tendrás que reemplazarlos con mayor frecuencia.
  • Capacidad del contenedor de suciedad. Depende del tamaño de la superficie a limpiar. Si tienes una casa grande, un modelo pequeño resultará inconveniente, porque deberás vaciarlo con frecuencia.
  • Dimensiones. Además del diámetro, conviene tener en cuenta la altura del Roomba para asegurarse de que pueda pasar por debajo de los muebles de tu casa.
  • Ruido de funcionamiento. Es un factor importante si elegiste un modelo no programable, porque significa que el robot debe trabajar en tu presencia y, si es muy ruidoso, puede molestarte.
  • Especificaciones técnicas del producto. Si compras tu Roomba en otro país, puede haber sido fabricado para funcionar en otro rango de temperatura y humedad ambiental. En general, los rangos de temperatura y humedad permitidos son bastante amplios, pero siempre conviene verificarlos.
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *