Navaja de injertar en jardinería o floricultura

La navaja de injertar es una herramienta especializada en realizar los cortes en la planta para los injertos. Esta navaja es una de las herramientas más apreciadas por los jardineros.

La fase más delicada de la operación de injerto es el corte, y las navajas y tijeras de injertar deben garantizar un corte limpio y capaz de sanar con rapidez.

Existen diserten tipos de navajas, según las técnicas y especies a injertar: desde un bonsái, flores y árboles frutales, la variedad de tamaños y formas de la hoja se adaptan al uso. Un profesional generalmente tiene todos los tipos.

Además de una cuchilla principal, ciertos modelos, disponibles en Mauricio Ferretería, incorporan una espátula para separar la corteza del tallo tras el corte.

Cualquier navaja para injertar debe estar bien afilada y desinfectada con un baño de lejía y aclarado de agua antes y después de su uso. Las mejores herramientas de injerto son livianas, manejables, ergonómicas y duraderas en el tiempo.

Recuerda que debes desinfectar cualquier herramienta de corte empleada en jardinería para prevenir el contagio de infecciones víricas entre las plantas enfermas y las sanas.

Características de la navaja para injertar

Se necesita una navaja forjada con acero de temple especial, hoja delgada y muy afilada para que el corte sea limpio y resulte estable la unión entre los tejidos. La navaja para injertar debe permanecer en perfecto estado, afilada y desinfectada, para garantizar injertos exitosos.

Las navajas empelas para injertos son de tamaños y formas variables, adaptadas a los métodos elegidos para injertar. Por ejemplo, los injertos invernales en plantas con púas, o tallo leñoso y semileñoso, necesitan navajas de injertar de mayor tamaño. También debe ser un metal resistente, por si hay que golpear la herramienta con el mazo para que profundice el filo en los tallos leñosos

Cada técnica de injerto requiere una clase de corte distinta, por lo que las navajas ofrecen una gama de hojas y tamaños adaptadas al corte específico. Con independencia del corte (canutillo, escudete, cuña, etc.), prácticamente todos los injertos requieren cortes limpios y rectos.

Resulta tentador emplear una navaja tan buena en usos de bricolaje, cocina o excursionismo. Sin embargo, el uso inadecuado de la navaja de insertar y la exposición del metal al calor una cocina, puede estropear el temple y el filo. En cuanto al afilado, también se requiere una piedra específica.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *